VIVIR EN ANDORRA

Vivir en Andorra

Además de tener un sistema fiscal propio, donde el impuesto de sociedades es mínimo y el secreto bancario muy estricto, el Principado de Andorra cuenta con otras muchas virtudes que le convierten en un lugar ideal para residir. Sobre todo es uno de los Países más seguros del Mundo ideal para el desarrollo de nuestros hijos con cuatro sistemas de enseñanza diferentes. La Escuela Andorrana, la Española, la Francesa y la Internacional.

Su clima agradable, con una humedad escasa, y sus paisajes de montaña con ausencia total de industrias, hace que la calidad de vida de sus habitantes sea mucho más elevada –actualmente la esperanza de vida del Principado está situada en 83.5 años.

En Andorra estarás en contacto con la naturaleza y podrá disfrutar tanto del ocio para toda la familia, como de la relajación o el deporte, puesto que cuenta con grandes áreas dedicadas, exclusivamente, al esquí.

Tipos de permiso de residencia en Andorra

Si pretendes vivir en Andorra tienes dos vías posibles para conseguir tu permiso de residencia. Por un lado, puedes adquirir la Residencia Pasiva, es decir, el permiso de residencia sin permiso de trabajo, en Andorra.

Y por otro lado, tienes la posibilidad de obtener la Residencia Activa que incluye el permiso laboral. Ambas opciones te ofrecen la opción de trasladarte al Principado, pero sin duda la vía más sencilla es la primera. La residencia pasiva tiene una validez de un año, aunque se puede renovar dos veces por 3 años cada una de ellas.

Para conseguir tu residencia PASIVA debes invertir un mínimo de 400.000.-€ y estar un mínimo de 90 días x año en Andorra.

Requisitos para la residencia sin actividad lucrativa

  • El Principado de Andorra tiene que establecerse como residencia principal y efectiva como mínimos durante 90 días al año.
  • Quien opte a la residencia no lucrativa, tiene que invertir al menos 400.000€ en activos (esta inversión se puede hacer en propiedades inmobiliarias, en un depósito bancario, como inversión en una empresa andorrana, o como depósito (sin intereses) en el INAF (Instituto Nacional Andorrà de Finances).
  • El titular de la residencia deberá depositar la suma de 50.000€ (no remunerados).
  • Por cada persona que tenga a cargo el titular, se han de depositar el importe de

10.000€ (no remunerados), quienes adquirirán la condición de residentes del Principado, sin actividad lucrativa. 

Vivir en Andorra Además de tener un sistema fiscal propio, donde el impuesto de sociedades es mínimo y el secreto bancario muy estricto, el Principado de Andorra cuenta con otras muchas virtudes que le convierten en un lugar ideal para residir. Sobre todo es uno de los Países más seguros del Mundo ideal para el desarrollo de nuestros hijos con cuatro sistemas de enseñanza diferentes. La Escuela Andorrana, la Española, la Francesa y la Internacional. Su clima agradable, con una humedad escasa, y sus paisajes de montaña con ausencia total de industrias, hace que la calidad de vida de sus habitantes sea mucho más elevada –actualmente la esperanza de vida del Principado está situada en 83.5 años. En Andorra estarás en contacto con la naturaleza y podrá disfrutar tanto del ocio para toda la familia, como de la relajación o el deporte, puesto que cuenta con grandes áreas dedicadas, exclusivamente, al esquí. Tipos de permiso de residencia en Andorra Si pretendes vivir en Andorra tienes dos vías posibles para conseguir tu permiso de residencia. Por un lado, puedes adquirir la Residencia Pasiva, es decir, el permiso de residencia sin permiso de trabajo, en Andorra. Y por otro lado, tienes la posibilidad de obtener la Residencia Activa que incluye el permiso laboral. Ambas opciones te ofrecen la opción de trasladarte al Principado, pero sin duda la vía más sencilla es la primera. La residencia pasiva tiene una validez de un año, aunque se puede renovar dos veces por 3 años cada una de ellas. Para conseguir tu residencia PASIVA debes invertir un mínimo de 400.000.-€ y estar un mínimo de 90 días x año en Andorra. Requisitos para la residencia sin actividad lucrativa • El Principado de Andorra tiene que establecerse como residencia principal y efectiva como mínimos durante 90 días al año. • Quien opte a la residencia no lucrativa, tiene que invertir al menos 400.000€ en activos (esta inversión se puede hacer en propiedades inmobiliarias, en un depósito bancario, como inversión en una empresa andorrana, o como depósito (sin intereses) en el INAF (Instituto Nacional Andorrà de Finances). • El titular de la residencia deberá depositar la suma de 50.000€ (no remunerados). • Por cada persona que tenga a cargo el titular, se han de depositar el importe de 10.000€ (no remunerados), quienes adquirirán la condición de residentes del Principado, sin actividad lucrativa.